La Salle AEA

fb instagram twitter youtube linkedin

Hagamos del encuentro nuestra casa: nuestro lema anual

2 Lema webDarnos un lema anual es dejarnos habitar por él. No se trata meramente de una frase bonita de alto impacto, de reproducir acríticamente un slogan o de una estrategia de mercadotecnia que nos visibilice. El lema es la condensación en un enunciado y en algunas imágenes de un fondo de riqueza espiritual que ayuda a mirar la realidad desde nuevas perspectivas, recuperando aquello más valioso de nuestra tradición congregacional y eclesial.

El lema es un modo de mirar la vida, de relacionarnos y de vincularnos entre las personas y con el mundo que nos rodea, con todo lo que allí ocurre. Es, también, un modo de experimentar la presencia de Dios. El lema será así una oportunidad más para recrear nuestra cultura institucional desde la disponibilidad para dejar que permee transversalmente en nuestras estructuras, en nuestras prácticas, en nuestras preguntas y búsquedas en todos y cada uno de los niveles que atendemos y desde los distintos roles que cada miembro posee en esta comunidad de comunidades.

Desde el año pasado comenzamos a vivir realidades inéditas para todos nosotros. Nuestro día a día, nuestro entorno cercano, la región en la que vivimos y el mundo todo se vio afectado y modificado. De todo esto nos hacemos conscientes. Hemos aprendido, sí. Sin embargo, precisamos seguir haciéndolo individual y colectivamente. Porque esto no es parte de un pasado remoto y superado. Aún hoy nos modifica y nos afecta. Y las posibilidades y escenarios de lo que está por venir están siempre signados de interrogantes y lógicas cambiantes. Con el Papa Francisco, anhelamos: “Ojalá que tanto dolor no sea inútil, que demos un salto hacia una forma nueva de vida y descubramos definitivamente que nos necesitamos y nos debemos los unos a los otros, para que la humanidad renazca con todos los rostros, todas las manos y todas las voces, más allá de las fronteras que hemos creado.”

Hagamos del encuentro nuestra Casa. Porque precisamos de nuestras y pvalentía para no detenernos en lo estático de las condiciones aparentemente dadas. Abrir nuestras propuestas educativa pastorales desde acciones propositivas y confiadas que sitúen a las personas y al Dios de la vida en el centro, afrontando los desafíos que nos interpelan con creatividad y responsabilidad. Encuentros así constituyen nuestra Casa.

Hagamos del encuentro nuestra Casa. Porque nos impera reavivar el compromiso por y con las jóvenes generaciones. Renovamos la pasión por una educación de calidad, más abierta e incluyente, capaz de la escucha paciente, del diálogo constructivo y de la mutua comprensión. Una educación que forma personas y comunidades preparadas para superar fragmentaciones y, así, reconstruir el tejido de las relaciones hacia una humanidad más fraterna, una nueva solidaridad universal y una sociedad más acogedora. Encuentros así constituyen nuestra Casa.

Hagamos del encuentro nuestra Casa. Porque urge renovar el diálogo sobre los
modos en que estamos construyendo el futuro del planeta. Profundizar un camino educativo que nos lleve a asumir como sociedad —a partir de una sana antropología—otros modos de entender la economía, la política, el crecimiento y el progreso. Tener el coraje de educar personas y comunidades responsables y creyentes que pongan en el centro el valor propio de cada criatura, en un itinerario de ecología integral, desde un estilo de vida que rechace la cultura del descarte. Encuentros así constituyen nuestra Casa.

Sin miedos que paralizan, con responsabilidad y solidaridad, salimos al encuentro
movidos por la fuerza de la fe y la esperanza, como los testigos de Pentecostés, para hacer posible la Buena Noticia. Hagamos del encuentro nuestra Casa.

Contacto

+54 011 4374 9046

Esta dirección de correo electrónico está siendo protegida contra los robots de spam. Necesita tener JavaScript habilitado para poder verlo.

facebook blanco instagram blanco 2 twitter blanco2 youtube blanco linkedin blanco2 

Está aquí: Home Noticias Hagamos del encuentro nuestra casa: nuestro lema anual